Es una piedra altamente mística y protectora, desvía fuerzas no deseadas del aura y forma una barrera ante las energías negativas. Puede llevarte a otro mundo o a otras vidas, ya que es una piedra muy esotérica que facilita la iniciación a los misterios. La labradorita alinea los cuerpos físico y etérico, estimula la intuición y los dones psíquicos. Psicológicamente disipa miedos e inseguridades. Fortalece la fe en el yo y la confianza en el universo. Calma la mente hiperactiva y energetiza la imaginación, aporta también contemplación e introspección. Ponla en el chacra corazón superior o sostenla o colócala donde sea apropiado.

Características

La labradorita es una variedad de Anortita, miembro intermedio de la serie albita-anortita. Pertenece al sistema triclínico y está clasificado en el grupo de los silicatos. La labradorita pertenece al grupo de los feldespatos y la localizamos en rocas plutónicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *