Sabíais que la Piedra Luna Es un cristal balsámico por naturaleza ???

Lo que quiere decir que es absolutamente ideal para calmar nuestros nervios, serenar nuestro espíritu y nuestra mente.

De este modo se evita rápidamente, aunque de una manera sutil, que nos dejamos arrastrar violentamente por algún suceso y que seamos capaces de adaptarnos relajadamente a la nueva situación. Así las emociones se convierten en algo armoniosa y no nos arrastren a estados de ánimo negativos como la tristeza, la depresión, la ira, etc.

Es ideal para aquellas personas que son excesivamente activas y que no encuentran la manera de descansar. Por eso mismo es un cristal fabuloso para conseguir dormir bien, y si bien no ayuda con los diálogos torturants de antes de dormir, si nos permite tomar una actitud mucho más serena y relajada.

Su energía es equilibradora de manera que ayuda para restablecer la armonía de cualquier situación y emoción descontrolada.

En personas reprimidas, que son incapaces de expresar lo que llevan dentro abre un canal de comunicación para que salga a la luz todo lo que llevan dentro. Incluso despierta la sensibilidad en personas insensibles o llamadas comúnmente “frías”. Puede ser una herramienta muy útil si se está bajo alguna terapia psicológica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *