Ojo de Tigre

 

El Ojo de Tigre, es Cuarzo, formado por fibras del minerâl anfîbolo que por regla general forma las rocas, en especial Crocidolita(abesto azul) o por Abesto dorado, embebidas en cuarzo en bandas muy apretadas.  Las sedosas fibras de crocidolila confieren al cuarzo un brillo verde azulado y dan lugar a una piedra conocida como “Ojo de Halcôn”.  Cuando estas inclusiones se oxidan, se crea un “Ojo de Tigre”, con su carâcterîstico color marrôn y dorado.  Si se expone al calor se torna rojo.

Su carga de vibraciones es muy alta, para la experiencia de meditaciôn, las tonalidades mas oscuras crean un vînculo de gran intensidad con lo mas profundo de nuestro planeta.  Las finas lîneas presentes en el interior recuerdan una de sus funciones, la de movilizador de energîa.

Como todas las piedras que recuerdan la forma de un Ojo, cuando se corta o se pule se convierte en un potente amuleto protector que proteje contra el mal de ojo, las malas voluntades y bajos astrales.

Las tonalidades oscuras conectan con el chakra de la corona y proporcionan una gran fuerza interior que consolida las determinaciones.  Las tonalidades claras permiten ascender desde las profundidades hacia la realidad fîsica en un proceso delicado y sin alteraciones.

La combinaciôn de ambas vibraciones en el Ojo de Tigre favorece el sentido de la integridad, refuerza la fe en sî mismo, y en experiencias profundas permite ver mas allâ de lo ilusorio del mundo real, para poder acceder al inagotable mundo espiritual.  El ve a travês de la ilusiôn nacida de la materia, penetrando con su mirada la gloria milagrosa del espîritu.

La luz refleja las fibras del Ojo de Tigre, las sedosas lîneas de marrôn y oro parecen moverse y cambiar. El Ojos de Tigre nos infunde poder para que veamos a Dios, en todas las formas fîsicas y podamos vivirlo en el mundo.

El Ojo de Tigre aplicado al centro del ombligo, permite arraigar la conciencia expandida de la corona en la realidad fîsica; de hecho, cada lînea del Ojo de Tigre nos conecta con el aprendizaje de cada vida que hemos tenido y con los talentos acumulados en ellas y nos ayuda a bajarlos, aterrizarlos en esta experiencia para poderlos usar y perfeccionarlos.

Aplicado al ombligo, observamos un fluîr directo de las energîas mas elevadas hacia el cuerpo, generando una sensaciôn global de bienestar.

Las experiencias de iluminaciôn, de percepciôn de otras dimensiones o de contactos con fuerzas superiores y los estados de êxtasis espiritual son estimulados por el contacto con êsta piedra.  Es muy recomendada a personas que quieran romper sus cadenas, ganar libertad interior, ampliar sus percepciones, para personas desfasadas, desconectadas de la vida o incapaces de manifestar su voluntad por medio de la acciôn.

Este mineral combina las energîas de la arena con las del Sol, sintetizando la combinaciôn Cielo-Tierra.  Esto nos da al tiempo la posibilidad del brillo espiritual y de estar aca en el planeta.  Resonando con las frecuencias de la Tierra fortalece la estabilidad y la llena de una dinâmica belleza.

Su vibraciôn nos conduce a estados pacîficos y estimula las acciones requeridas para avanzar hacia los encuentros indicados tanto en meditaciôn como en la vida.

Es ûtil para reconocer las necesidades propias tanto como las de los demâs.  permite diferenciar los pensamientos ociosos sobre lo que deseas de lo que realmente necesitas.  Se ha usado para estimular la abundancia en la vida de uno y para alcanzar la estabilidad necesaria para poder mantener la abundancia.

Se puede usar para expandir las habilidades psîquicas y nos ayuda a sintonizar con la actividad del tercer ojo mientras estamos en la Tierra.

En el chakra base o raîz, puede disciplinar la energîa sexual y la vida emocional, trayendo luz a las instancias donde uno debe ser prâctico.

Contiene energîa solar y ayuda en los procesos psîquicos del plexo solar promoviendo las impresiones intuitivas.

El Ojo de Tigre puede ayudarnos a ser prâcticos y de mente discreta, y muy aterrizados.  El puede eliminar los grises y traer brillo y optimismo al que lo use.  Nos puede ayudar a dar fin a las batallas internas mentales, librandonos de los dilemas y los conflictos asociados conel orgullo y la obstinaciôn.

Esta piedra solar maravillosa nos despierta el amor por lo bello, lo puro, lo întegro, permitiendo que la vida de uno y la pasiôn por la vida se abran y florezcan.

Equilibra la energîa ying-yang y los hemisferios del cerebro dandonos sabidurîa y percepciôn.

El Ojo de Tigre prepara todos los sistemas del cuerpo para tener acceso al entusiasmo de fluîr con el “Rîo de la Humanidad” hacia el “Uno”.  Nos ayuda a sintonizarnos con los hermanos y hermanas planetarias, venciendo la introversiôn y el miedo y atrayaendo experiencias nuevas y personas nuevas.

Nos ayuda a resolver los problemas de autoestima, autocrîtica y bloqueos de la creatividad.  Ayuda a reconocer los propios talentos y habilidades, asî como aquellas faltas que deben ser superadas.  presta apoyo a la personalidad adictiva para introducir cambios.

A nivel fîsico trata los ojos y favorece la visiôn nocturna; tambien trata la garganta, los estados de bloqueo en el sistema digestivo, el sistema reproductivo.  Se ha usado para alinear la columna vertebral y para ayudar a soldar los huesos rotos.

Este Cuarzo merece toda nuestra atenciôn, admiraciôn y respeto….nos protegerâ como un tigre, no dudes en tenerlo y usarlo para vivir en el planeta siendo feliz y como un Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *